miércoles, 21 de marzo de 2012

La última función - Xavier Blanco


Disimula sus lágrimas, se maquilla una sonrisa e irrumpe en escena. Los focos deslumbran su decrépita figura. Sitiado por insultos y vejaciones repite idéntico final cada tarde: saca un revólver, encaja una bala en el tambor y lo hace girar de forma caprichosa. Una detonación fría enmudece la carpa. Mientras su cuerpo menudo finge la muerte, los niños aplauden enfervorecidos. El domador, escondiendo el rastro sanguinolento garabateado en la pista, retira apresurado el cuerpo del payaso. Llueven palomitas y pompas de jabón. Un redoble nervioso de tambores brilla en la oscuridad: “…ahora…”, titubea el presentador... Nada, sólo grita el silencio.

© Xavier Blanco 2011.
Tomado del blog Caleidoscopio

1 comentario:

Ximens dijo...

Muy bueno, Xavier. Es tremendo, estremecedor. Ese silencio final lo dice todo, sobre sobreponiéndose a los aplausos.